El I Congreso Internacional de Turismo Rural y Naturaleza analiza los retos del sector

congreso_turismocongreso_turismo_6

El Patronato Provincial de Turismo de Granada organiza, del 26 al 28 de noviembre, el primer Congreso Internacional de Turismo Rural y Naturaleza, que cuenta con la presidencia de honor del rey Felipe VI, abordará los principales problemas, retos, tendencias y oportunidades del sector y en la que participan 150 expertos y asistentes. La reunión se desarrolla en el Palacio de Exposiciones y Congresos y forma parte del Plan Académico de ENTURNA, la Escuela Internacional de Turismo Rural y Naturaleza creada hace dos años y con sede en Guadix. El evento cuenta con la colaboración de Turismo Andaluz y Turespaña.

El vicepresidente de la Diputación de Granada, José María Guadalupe, ha explicado en la inauguración del congreso que “esta actuación es una apuesta más del Patronato por el turismo rural, uno de los segmentos que más ha evolucionado en las últimas décadas en la provincia y que requiere de mayores esfuerzos de inversión, investigación y formación”. “El Patronato es consciente de que el turismo de interior es una alternativa de desarrollo que ayuda a paliar el deterioro y despoblación de las zonas rurales, permitiendo conservar sus valores tradicionales y su patrimonio, generando empleo y riqueza. Por ello es muy importante estudiar tanto los procesos y mecanismos de planificación turística como los de gestión de productos y destinos”, ha señalado Guadalupe en presencia del consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez.

El congreso abordará estos asuntos desde diferentes perspectivas, ya que es precisamente la falta de visión integral una de las razones principales por la que los diagnósticos y políticas turísticas no dan en ocasiones los resultados deseados. Se tratará con especial interés la sostenibilidad en los espacios de interior, el papel de la gestión pública y privada, el modo en que la formación puede influir, condicionar e impulsar los procesos de desarrollo rural y cómo se relaciona con la calidad y la eficiencia para conseguir el producto final. Asimismo se analizará el importantísimo papel que la innovación y las aplicaciones de las nuevas tecnologías pueden desempeñar en estos procesos y en la comercialización.

La ponencia inaugural corre a cargo del jefe del Área de Turismo Deportivo, de Naturaleza y Wellness de Turespaña, Pascual Sarvisé Mascaray, con el título “La internalización del turismo rural”.

El congreso cuenta con un Comité Científico y Asesor Técnico que ha reunido a los mejores especialistas internacionales en estas materias para crear un foro de intercambio de ideas del que sacar aplicaciones prácticas que refuercen los programas que ENTURNA lleva a cabo en sus cursos.

En la treintena de ponencias, coloquios y debates previstos se van a estudiar los principales problemas que aquejan al turismo rural y de naturaleza en la actualidad, así como sus posibilidades y proyecciones de futuro siempre con una visión de globalidad que alcance a todos los actores implicados en el mundo del turismo rural, especialmente los empresarios, las instituciones responsables del desarrollo en estos ámbitos, entidades de capacitación, desde la universitaria hasta la profesional, intermediarios y representantes de los destinos afectados.

En opinión de José María Guadalupe, “Granada es idónea para albergar este congreso, ya que la provincia es sede de la única Escuela de Turismo Rural y Naturaleza existente en España. Además cuenta con las mejores condiciones en cuanto a atractivos y facilidades para recibir un evento de esta entidad y ofrece un crisol de paisajes y ofertas de turismo rural de la máxima calidad y singularidad”. De hecho, todos los asistentes al congreso tendrán la oportunidad de visitar los alojamientos turísticos en cuevas de la zona norte de la provincia, uno de los productos más singulares con los que cuenta el sector en toda España.

El congreso analizará especialmente la situación de inferioridad en la que se encuentra el turismo rural frente a otros tipos de turismo (cultural y monumental, sol y playa, congresos, nieve…) que poseen un mayor índice de profesionalización. Debido a esta posición de desventaja, el turismo rural debe afrontar la competencia de otros segmentos y de otros territorios con un mayor grado de recursos económicos y mejor formación.

Además, el turismo rural es un segmento atomizado, compuesto por pequeñas y medianas empresas en muchos casos de carácter familiar, que deben subsistir en un mercado complejo de oferta y demanda, dominado por grandes firmas distribuidoras, en el que la comercialización y éxito de un producto requiere de un notable esfuerzo y exige el conocimiento de técnicas avanzadas de marketing y de la aplicación de nuevas tecnologías.