Granada bate su récord en 2015: 2,6 millones de turistas y 5,6 millones de pernoctaciones

La provincia de Granada ha vuelto a vivir en 2015 el mejor año turístico de su historia. De acuerdo con los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera publicados hoy mismo por el Instituto Nacional de Estadística, la provincia de Granada ha cerrado el año turístico con un total de 2.652.606 visitantes alojados en hoteles, lo que significa un espectacular aumento del 5,06% respecto a 2014. Esta cifra de turistas se convierte en la mayor hasta la fecha y un nuevo récord para el sector de la provincia.

El año pasado no sólo nos visitaron más turistas, sino que se quedaron más tiempo durante su estancia. Así lo refleja la cifra de pernoctaciones, que han sumado 5.615.286, un 6,12% superior a la del año pasado, por encima de 300.000 estancias más. El dato de pernoctaciones también supone un nuevo hito.

Granada ha crecido a la par que las medias andaluza y española, corroborando que el sector turístico es, a pesar de la difícil coyuntura económica, uno de los principales motores de creación de riqueza y empleo de la provincia.

Estos datos sin precedentes han sido propiciados por el excelente comportamiento de la demanda extranjera, con un incremento de turistas foráneos del 12,40%. El turismo nacional, sin embargo, no termina de mostrar signos firmes de recuperación y vuelve a la senda negativa con un leve descenso del -0,44%. Las pernoctaciones, no obstante, si han registrado subidas independientemente de la procedencia, con un aumento en las estancias de extranjeros del 14,66% y del 0,17% de nacionales.

De todos los turistas que visitan la provincia y se alojan en establecimientos hoteleros, el 54,5% son españoles y el 45,5% extranjeros. En apenas seis años, de 2010 a 2015, la diferencia entre visitantes españoles y extranjeros se ha reducido 7,5 puntos porcentuales. En 2010, el 62% de los turistas que se alojaban en nuestros hoteles eran españoles y el 38% extranjeros.

La reducción de la brecha entre españoles y extranjeros debe ser considerado un signo positivo para el sector turístico. El estrechamiento no se está produciendo por una bajada del turismo nacional, que se mantiene al ralentí desde el inicio de la crisis, sino por el excelente comportamiento de la demanda internacional.

En nuestro país, nuestros principales mercados siguen concentrados en la propia Andalucía y en las Comunidades de Madrid, Valencia, Murcia y Cataluña. De fuera de nuestras fronteras, el principal emisor es Francia, seguido muy de cerca por Estados Unidos; a mayor distancia se encuentran Reino Unido, Japón y Alemania.

Por zonas, Granada capital sigue siendo el motor turístico de la provincia aunque paulatinamente el resto de las comarcas, con Sierra Nevada y la Costa Tropical al frente, están ganando peso específico y recibiendo cada vez mayor volumen de visitantes. El turismo rural, característico de la Alpujarra, el Poniente, el Altiplano y Guadix y El Marquesado, es una de las modalidades que más ha crecido también en los últimos años.

Las extraordinarias cifras de 2015 colocan a Granada como uno de los destinos más importantes de España y Europa. La Alhambra y Sierra Nevada son sus atractivos más conocidos, pero lo que realmente convierte la provincia en un destino competitivo es su extraordinaria diversidad de recursos, que son capaces de satisfacer una amplio abanico de demanda: turismo cultural y monumental, de nieve y esquí, de sol y playa, rural y activo, de salud, gastronómico, de congresos… A ello se suma la calidad de su infraestructura hotelera, de restauración y de prestación de servicios turísticos.

Otro de los factores determinantes de la positiva coyuntura turística es el trabajo conjunto y en sintonía desarrollado en los últimos años por la Diputación de Granada con el resto de agentes turísticos públicos y privados. A ellos se suma el esfuerzo y las sinergias creadas con el resto de municipios y empresas de la provincia.

En los últimos diez años el número de turistas en la provincia de Granada ha crecido en más de medio millón de visitantes y sus pernoctaciones también han aumentado más de un millón de noches.

El turismo se consolida así como uno de los principales sectores económicos de la provincia de Granada: Aporta en torno al 14% del Producto Interior Bruto de la provincia; de forma directa, el sector genera el 15% del empleo; y los ingresos anuales derivados de su actividad se calculan por encima de los 2.500 millones de euros.